11 comunidades mapuche anuncian “recuperación y toma de posesión” de tierras cercanas al lago Lleu Lleu

Aseguran que el objetivo es proteger el lago y decidir un modelo de desarrollo en pos del bienestar de las comunidades.


Un proceso de “recuperación y toma de posesión de nuestras tierras ancestrales que legítimamente nos pertenecen”, anunciaron 11 comunidades mapuche ribereñas al lago Lleu Lleu. 

A través de un comunicado, aseguran que el objetivo de este proceso es proteger el lago “en todos sus ámbitos -espiritual, cultural y medioambiental- y poder decidir autónomamente cuál es el modelo de desarrollo que queremos, en pos del bienestar de nuestra gente en comunión con nuestra Ñuke mapu”.

“Somos más de 500 hermanos que hemos hecho ocupación del fundo Choke para iniciar el proceso de repoblamiento de toda la rivera del lago, sacando a las fuerzas represivas del Estado en con junto con cualquier atisbo de dominio empresarial-forestal”, agregan.

Las comunidades señalan que, haciendo uso de su legítimo derecho de decidir qué hacer con la madera que se encuentra en las tierras de la zona, “declaramos que no aportaremos a que se activen los seguros de las empresas forestales, por tanto, no quemaremos las plantacionessino que las eliminaremos de modo que sirvan para la construcción de puentes, estacas, viviendas, muebles y cualquier otro subproducto que necesitemos para avanzar en rehabitar nuestro territorio usurpado”.

En el documento se especifica que el objetivo es “cambiar el modelo productivo, de silvícola a uno acorde con nuestro modo de vivir antiguo, desarrollando la agricultura, ganadería, apicultura, volver a ver renacer nuestros bosques que nos dotaban del lawen y frutos silvestres, hacer renacer nuestras quebradas para que el agua vuelva a nacer y a bajar desde la cordillera de Nahuelbuta, para así alimentar el equilibrio natural de nuestro lago”.

En concreto, las comunidades mapuche aseguran que “los deslindes naturales por los cuales se regían nuestros antiguos son: fundo Becker por el norte, por el sur el río Pallaco, por el oeste la rivera del lago y por el este hasta Charrocura, totalizando 20.000 hectáreas en proceso de recuperación. (Allí) reconstruiremos nuestros lob, respetando así, los procesos de resistencia que se han llevado a cabo durante estos años en nuestro territorio ancestral”.

Con esto, exigen el retiro inmediato de “las forestales de nuestros territorios y de los aparatos represivos que solo cuidan los intereses del capital, nacional e internacional, colocándole precio y transando  los mal llamados “recursos” naturales, los que son parte fundamental de nuestra cosmovisión y del modo de vida que desde tiempos remotos han sido tallados en nuestra memoria”.

Para concluir, indican: “Declaramos que no permitiremos la intromisión de ningún aparato del Estado chileno, ni de ningún organismo que lo represente, asumiremos nuestro destino a lo mapuche, tal cual nos enseñaron nuestros kuivikeche”.