Alcalde de Lebu por reineta: “la decisión errónea del gobierno significa condenar a familias a la pobreza”

A través de una declaración pública, el alcalde de Lebu, Cristián Peña rales, manifestó está tarde su preocupación y molestia luego de que el gobierno pusiera suma urgencia al proyecto de ley que abre la captura de la reineta, contraviniendo lo acordado con los pescadores artesanales de Lebu.in duda, unos de los hechos más relevantes que ha marcado este año a nuestra ciudad, ha sido la crisis del sector pesquero.

La situación de la reineta, se ha convertido en un verdadero drama para Lebu. El recurso es una especie que se mueve por todo Chile, sin embargo, la ley de Pesca y la instrucción administrativa de la Subsecretaria de Pesca, ha confinado a los artesanales y pequeños armadores de Lebu a estar limitados a la Región del Bío-Bío. Si la reineta se mueve hacia el sur o norte, a los pescadores de Lebu no se les permite su captura. Toda esta situación ha provocado un tremendo impacto social en las personas que viven de este producto.

En virtud de la propia ley, que es clara en clasificar este recurso como altamente migratorio, es que los dirigentes de la pesca artesanal de Lebu, han iniciado un trabajo serio y permanente, con una sólida argumentación técnica y jurídica, para que el gobierno solucione esta discriminación del recurso por la vía administrativa.

La comunidad de Lebu, sus autoridades y los pescadores,  se han mostrado unidos tras este objetivo.

Los antecedentes presentados a las máximas autoridades del país fueron tan sólidos, que permitieron el compromiso del gobierno de declarar mediante una resolución administrativa, que la reineta es una especie migratoria y que la flota reinetera nacional, permitiría a los pescadores artesanales capturar este recurso en las zonas hacia donde este haya emigrado.

Sin embargo, la posterior acción política de los parlamentarios de las regiones del sur y lo que creemos ha sido la presión de la industria  que realiza pesca de arrastre, hizo al gobierno retroceder, desconociendo su compromiso y ofreciendo solo resolver el conflicto mediante una modificación a la ley, con un resultado incierto y de largo plazo.

Lamentablemente, el gobierno no solo le ha dado la espalda a la ciudad de Lebu, sino además ha perdido la oportunidad de demostrar al resto del país, que cuando una demanda es justa y se presenta a la autoridad por el camino del diálogo, el gobierno responde.

Se nos hace incomprensible, que en una plena democracia, no se valide ante el resto de la sociedad, el ánimo de toda una comunidad de superar los conflictos en forma ordenada, creativa y pacífica.

El gobierno debe entender y analizar con responsabilidad las consecuencias de su decisión. Si no se permite la captura de la reineta como migratoria, en la mayoría de los meses del año no habrá pesca. Si no hay pesca no hay ingresos. Y si no hay ingresos hay hambre. Y no estamos hablando de armadores o compradores. Nos referimos a los tripulantes y a todos los que viven indirectamente del recurso, en especial a las encarnadoras, quienes literalmente no tendrán sustento. Una decisión errónea del gobierno, significa condenar a familias de Lebu a la pobreza y a la miseria”, sostuvo el jefe comunal.