Alcalde Millabur gestiona ante Vialidad regional avances de proyectos camineros y agua potable para Tirúa

El alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur, se trasladó hasta las oficinas del director regional de Vialidad, Claudio Deney, en Concepción, para solicitar el apoyo en tres materias de suma relevancia para la comuna, cita en la que fue acompañado por el jefes de la Dirección de Obras Municipales, DOM, Carlos Osses, y de la Secretaría Comunal de Planificación, SECPLAN, Felipe Peña.

En primera instancia, el jefe comunal tiruano, presentó a la autoridad de gobierno, la necesidad de incluir seis nuevos caminos en el proyecto de Conservación Global de Caminos, que está pronto a licitarse, ante el inminente término del contrato que ejecutó la constructora Yelcho SpA por espacio de 4 años. En particular, Millabur manifestó su interés por incluir en el proyecto, el camino de Canihual a Canihual Alto, que beneficiaría a unas 15 familias, el que, “aún es un camino de tierra, sin ningún material agregado, y la idea es sacarlo del abandono por parte del Estado, a partir del año entrante”, señaló el alcalde.

El segundo tema que se expuso en la reunión, fue el del camino de Quilquilco a Cerro Negro, que ha estado dos veces con financiamiento, pero que por inconvenientes presentados por la familia Sepúlveda, la que insiste en que el terreno les pertenece, Vialidad ha postergado su intervención.

El alcalde Millabur invitó al director regional a que visite ese punto, porque, “la idea es comenzar un proceso de expropiación de ese terreno, para que el Estado pueda invertir sin ningún problema en él, a través de Vialidad, porque no puede ser que las otras familias que usan a menudo esa vía, tengan que ir a Cerro Negro para llegar a Tirúa, sobre todo durante los tiempos difíciles”, señaló.

Finalmente, el último tema presentado, tuvo relación con las autorizaciones que requiere la Municipalidad, para sellar definitivamente el proyecto de agua potable de Manqueche, cuyo avance implica la necesaria intervención de la franja fiscal de Vialidad. Para ello, el alcalde Millabur solicitó a Claudio Deney, agilizar los permisos pertinentes, para acceder cuanto antes a los recursos requeridos para abordar su etapa definitiva.

Hasta el momento, en este proyecto se han invertido 120 millones de pesos, considerando la captación, canalización y dos estanques para la acumulación, por lo que el alcalde Adolfo Millabur, sostuvo que, ahora, “sólo nos faltan los permisos de Vialidad y las platas, para poder llegar a las casas con la distribución del agua”, concluyó.