Autoridad sanitaria realiza importante decomiso de productos cárnicos en la provincia de Arauco

Un total de 172,4 kilogramos de productos cárnicos han sido decomisados en la Provincia de Arauco, en el contexto de un Programa especial de fiscalización fijado por la Delegación Provincial de la SEREMI de Salud, realizado en coordinación con el Servicio Agrícola Ganadero SAG y Carabineros de Chile.

Los procesos de control tienen como objetivo asegurar la inocuidad de los alimentos en todo el proceso de producción, distribución y expendio, garantizando con ello la seguridad y salud de la población, así como la prevención de enfermedades entéricas, gastroenteritis y brotes de enfermedades transmitidas por alimentos ETA.

“En terreno se verifica la autorización sanitaria de los establecimientos, procedencia de carnes y subproductos, características organolépticas, condiciones de elaboración, sistema de buenas prácticas de manufactura, control de medios de transportes, cadena de frío, entre otros aspectos”, indicó la Seremi de Salud (s) del Biobío, Tanya Vidal.

“Los decomisos fueron realizados el martes 11 de diciembre, en Los Álamos, donde tras fiscalizar tres supermercados, se retiraron y enviaron  a disposición final 81,9 kilogramos de productos cárnicos, por estar vencidos; y el miércoles 12 de diciembre, en Tubul, donde tras el control de dos locales, se concretó el decomiso de 90,5 kilos de carnes, también por vencimiento de productos y características organolépticas alteradas, correspondientes a olor, color y textura”, señaló el Delegado Provincial Arauco de la Autoridad Sanitaria, Francisco Rifo.

El Programa se inició el 01 de diciembre, finalizando a fin de año, lo que ha dado origen a 24 fiscalizaciones, 2 decomisos y la prohibición de funcionamiento del área de productos cárnicos de un Supermercado de Curanilahue, por inadecuada manipulación de alimentos, dictada el 03 de diciembre recién pasado.

Finalmente, la autoridad sanitaria recomendó fortalecer  la higiene de los alimentos, higiene de las personas e higiene del entorno, contexto bajo el cual es imprescindible lavarse las manos con agua y jabón antes de comer, al preparar alimentos y después de ir al baño o mudar a lactantes; manipular por separado alimentos crudos de cocidos, para evitar contaminación cruzada; consumir alimentos bien cocidos; mantener los alimentos a temperatura segura; no consumir mayonesa casera; utilizar sólo agua potable, y si no hay, hervirla al menos 3 minutos; desinfectar mesones y cubiertas donde se preparan alimentos, mantener limpios baños y cocinas, además de comprar y consumir alimentos sólo en recintos autorizados.