Consejo Regional aprobó más de 2 mil millones de pesos para construir la nueva biblioteca municipal de Lebu

Por unanimidad, el Consejo Regional del Bío Bío aprobó este miércoles los recursos para ejecutar el proyecto de la nueva Biblioteca Municipal de Lebu, Samuel Lillo Figueroa. Se trata de un espacio que rescatará el pasado carbonífero de la comuna, cuya arquitectura recoge similitudes del lavadero de carbón y que albergará a los amantes de la lectura, entregando un espacio agradable, moderno y con identidad local.

El alcalde de Lebu, Cristián Peña Morales, quien el pasado lunes defendió el proyecto ante la Comisión de Presupuesto del Consejo Regional, destacó el aporte que tendrá la nueva biblioteca para el desarrollo cultural, educativo y urbanístico de la comunidad.

“Quiero agradecer la voluntad que ha tenido el Consejo Regional en aprobar los recursos para ejecutar este importante proyecto para nuestra comuna. Debo reconocer que para nosotros, postular esta iniciativa fue un verdadero acto de osadía, ya que son pocos los municipios que apuestan por la construcción de bibliotecas públicas debido a la complejidad que establece la Dibam, sin embargo, nosotros hemos querido apostar por el desarrollo cultural, educativo y al mismo tiempo urbanístico que nos entregará esta nueva Biblioteca Municipal, la más grande y hermosa de la provincia. Queremos darle la relevancia a la cultura y que los lebulenses tengan una biblioteca digna y a la altura de la capital de la Provincia de Arauco”.

María Eliana Davidson, encargada de la Biblioteca Municipal y presidenta del Club de Amigos de la Biblioteca, se refirió la importancia del proyecto.

“Estamos muy contentas porque sabemos que este proyecto es real y se va a concretar. Esto va a significar que todo lo que nos propongamos lo vamos a poder realizar porque vamos a tener una biblioteca atractiva, más amplia, va a ser un lugar de encuentro y vamos a poder atender a muchos grupos de personas por sus diferentes dependencias (…) También vamos a tener exposiciones permanentes y nosotras como personal vamos a tener mayor comodidad porque vamos a contar con una serie de cosas con las que actualmente no contamos, por eso estamos felices”, comentó.

El nuevo edificio, que se emplazará en calle Andrés Bello esquina Mackay, donde antiguamente estaban las oficinas de la empresa Carvile, tendrá 1.221 metros cuadrados de superficie -cinco veces más que la biblioteca actual que contiene 192 metros cuadrados-, dos niveles y su inversión superará los 2 mil millones de pesos para su edificación y equipamiento.

Además, el programa arquitectónico considera accesos para personas con discapacidad, una hemeroteca, un patio de lectura, salas de estudio, área de cafetería que llevará el nombre del poeta lebulense, Gonzalo Rojas, zonas de acogida y promoción, sala biblioredes, espacio multiuso y sala de reuniones y capacitación, zona de literatura y recreación infantil y juvenil, sector de referencias bibliográficas, colecciones de música, imágenes y literatura, entre otras, lo que permitirá satisfacer necesidades de información, investigación, estudio y esparcimiento en la comunidad.

Leonardo Badilla, jefe de la Secretaría Comunal de Planificación Municipal, señaló: “Pienso que logramos diseñar un espacio cultural, informativo, educativo, lúdico y abierto en el que los libros dejaron de ser la única fuente de información, un espacio que será  también el primer centro de información local, convirtiéndose en puerta de acceso a la información para toda la comunidad a través de diversos soportes, incluyendo las nuevas tecnologías. No me cabe duda  que logrará ser centro de actividades culturales, espacios de identidad que estimulará los valores de interculturalidad y participación,  que fomentará  la convivencia y encuentro en nuestra comuna”.

Badilla agregó: “agradezco al equipo de Secplan, a  cada uno de ellos que no dejaron de soñar y  y trabajar con mucha fuerza y que hoy permite esto,  el financiamiento de unos de los proyectos más importantes que toda sociedad necesita: una gran Biblioteca. También agradezco a nuestro poeta y amigo lebulense, Jaime  Magnan, quien activamente participó en este proyecto. Un día me señaló que una biblioteca es un faro, una ciudad sin límites, el jardín de los dones, es memoria, historia y nuestra herencia…. Recojo en sus palabras, que me hacen sentido esperando que  Lebu siga soñando, siga creando literatura, que el concurso de poesías y cuentos sean aún más grandes y que este nuevo edificio recoja los valores literarios de niños y adultos lebulenses”.

El próximo paso es firmar el convenio y llamar a licitación pública para comenzar con la construcción de la nueva Biblioteca Municipal, la que entregará un espacio de encuentro y una oferta bibliográfica importante para el desarrollo de cultural de la comuna.