Contraloría constató una serie de irregularidades tras investigación en el Hospital de Curanilahue

Una serie de irregularidades de carácter quedaron al descubierto tras un informe de investigación especial que efectuó la Contraloría General de la República en el Hospital Provincial Rafael Avaria de Curanilahue.

Según lo señalado en el documento,  que fue dado a conocer el pasado 28 de diciembre de 2017,  el objetivo de la investigación tuvo como finalidad verificar el cumplimiento de la jornada laboral del Director del Hospital de Curanilahue, quien desarrolla labores docentes en la ciudad  de Concepción. Dicha investigación  se centró en obtener respuestas a ciertas interrogantes: como si el directivo cumplía efectivamente la jornada de trabajo establecido en la ley 18.834 (Estatuto Administrativo), así como también si es que el Servicio de Salud Arauco ha implementado mecanismos de control tendientes a garantizar el cumplimiento de la jornada de trabajo del Director.

De acuerdo al resultado de la investigación, el informe indica que no existe concordancia entre los registros de firma de salida los días viernes, en donde el director asiste a la ciudad de Concepción y Chillán, distantes a 93 y 191 kilómetros a dictar cátedras, dejando su firma a las 13:00 horas, con lo declarado con dos funcionarios, así como también con las distancias para llegar a las 14:15 horas, tiempo en que comienzan las clases, hecho que  Contraloría lo cataloga como “situación que afecta la integridad y confiablidad de la información ahí consignada, lo que impide confirmar fehacientemente el cumplimiento de la jornada de trabajo del directivo en análisis”.

Es por ello que el Servicio de Salud Arauco dio inicio a un proceso disciplinario con la finalidad de establecer las eventuales responsabilidades administrativas a distintos funcionarios involucrados en el tema, cuyo resultado deberá informar en un plazo que no exceda del 15 de marzo de 2018.

Además según el escrito, se constató que durante los últimos tres años, el Departamento de Auditoria del Servicio de Salud Arauco, no ha realizado fiscalizaciones o revisiones en el área de recursos humanos del hospital de Curanilahue, situación que también deberá informar el organismo público antes del 15 de marzo de 2018.

Otra de las graves irregularidades que queda al descubierto, es que “se verificó que el establecimiento hospitalario tiene como práctica habitual reconocer como trabajos extraordinarios las horas de permanencia posteriores a la jornada laboral de sus funcionarios y como consecuencia de ello se compensan con un recargo de sus remuneraciones y en algunos casos con descanso complementario, siendo este último utilizado por los funcionarios para justificar atrasos y/o el término anticipado de la jornada laboral establecida” por lo que la Contraloría ordenó al departamento de recursos humanos del hospital, comunicar tales situaciones al departamento de remuneraciones del Servicio de Salud Arauco, para que se efectúen los descuentos correspondientes y enviar posteriormente un informe a la entidad de control antes del 15 de marzo de 2018.

Haga Click aquí para conocer informe completo: informecontraloria