El Padre Hernán Llancaleo es el nuevo Párroco de Lebu y a la vez Decano de Arauco

Dispuesto a dar lo mejor de sí, el Padre Hernán Llancaleo asumió un nuevo desafío pastoral en la diócesis, ahora como párroco de la parroquia Santa Rosa de Lima, en Lebu, capital de la provincia de Arauco. Aparte de esta responsabilidad, también pasa a ocupar el cargo de Decano del Decanato Arauco.

El Padre Hernán Llancaleo manifestó que tal como lo recordó Monseñor Fernando Chomalí el día que asumió, el principal desafío es “comunicar la palabra de Dios y que Jesucristo sea conocido y compartido por la toda la comunidad y en lo personal el desafío es poder motivar una comunidad acogedora y alegre”.

En sus 17 años de sacerdocio, es la primera vez que asume la misión de párroco y señalo “que, al iniciar esta tarea, estoy conociendo la dinámica administrativa, que es lo nuevo y, en lo pastoral, escuchando a la gente de cómo están organizados para continuar el proceso”, indicó.

Luego se explayó sobre el objetivo y planteó que será desarrollar una dinámica para una comunidad –como lo señala el sínodo diocesano – de ser una comunidad abierta, acogedora, alegre para asumir los nuevos desafíos y lineamientos pastorales.

Llancaleo está consiente que llega a una ciudad como Lebu, que es capital provincial, con una actividad administrativa y pública importante. “Debo organizarme en cinco grandes pastorales: la parroquia, la pastoral mapuche, el decanato, organizar la pastoral, la misión en Isla Mocha y, además, el Hogar de Ancianos de la parroquia, el que es un desafío grande, que en lo concreto es una de las obras de misericordia importante de la Iglesia, en esa zona”, enfatizó.

El Padre Hernán, en sus 17 años de sacerdocio estuvo seis meses en Santa Juana,  4 años en Yumbel y  más de 12 años en la importante parroquia Nuestra Señora del Carmen de Cañete. La parroquia de Lebu no tiene muchas comunidades, pero la más lejana es Isla Mocha.