Excontratista forestal asegura que dejará el país tras recibir amenazas al sur de Cañete

Una compleja situación estaría viviendo la familia de un pequeño excontratista forestal de Huentelolen, al sur de Cañete, luego que fuera víctima por parte de encapuchados del robo de cerca de 20 millones de pesos en dinero y especies.

Producto del robo perpetrado durante horas de la noche del 15 de noviembre de 2016 por parte de encapuchados fuertemente armados, Mario Álvarez tuvo que finiquitar a 50 obreros, vender a mitad de precio sus pertenencias para poder sobrevivir, esto luego de quemar en una compleja situación financiera en la cual quedó. Pese a ello, la situación que más le preocupa es que ha sido amenazado en reiteradas oportunidades a guardar silencio por los propios autores del ilícito.

Ante esta grave y delicada situación, y a pesar de tener protección policial, el hombre definitivamente decidió abandonar el país para proteger su integridad y la de su familia, por lo que ya tiene listo los pasaportes y dejará la zona en los próximos días. Cree que en el sector ya no se puede vivir ni trabajar con la tranquilidad de antaño.

El excontratista forestal reclama que la situación de los robos, asaltos y desórdenes crecen día a día y apunta a que, si no fuera por Carabineros que cumplen con los servicios de protección a personas, lamentablemente no podrían vivir.

Finalmente, Mario Álvarez denunció que ha golpeado muchas puertas, pero no ha recibido el apoyo de las autoridades de Gobierno, de organismos de Derechos Humanos y en especial de la justicia, a pesar de haber entregado todos los nombres de los autores del robo. Hasta el momento no habría un sólo detenido por este caso.