Juzgado de Garantía de Arauco prohíbe a Gendarmes imputados por vejámenes acercarse a víctima


El Juzgado de Garantía de Arauco dejó hoy –miércoles 13 diciembre– sujetos a la medida cautelar de prohibición de acercarse a la víctima a los gendarmes Christian Guillermo Pino Sealls, Andrea Noemí Concha Fernández y Cristina Fernanda Segundo Sánchez, imputados por el Ministerio Público como autores del delito consumado de vejaciones injustas. Ilícito que habrían cometido en octubre de 2016, en Concepción.

En la audiencia de control de detención (causa rol 599-2017), el magistrado Gino Viale Acosta estableció, además, un plazo de investigación de 4 meses.

Según el ente persecutor, el 13 octubre de 2016, la interna del Centro de Detención Penitenciario de Arauco Lorenza Cayuhán Llebul, con un embarazo de 32 semanas de gestión, presentó molestias físicas y fuertes dolores. Tras ser examinada por personal de salud de la unidad penal, fue trasladada al hospital local en un taxi por funcionarios de Gendarmería, con esposas y la chaqueta amarilla de imputada.

En el recinto, personal médico le diagnosticó una posible preeclampsia severa (complicación del embarazo que causa hipertensión arterial), por lo que fue derivada al Hospital Regional de Concepción. Traslado que se realizó en ambulancia y que hizo Cayuhán engrillada de un pie a la camilla del vehículo de emergencia. Al arribar al establecimiento sanitario, alrededor de las 19 horas, fue sometida a nuevos exámenes, quedando internada, por lo que pasó la noche engrillada.

Al otro día, por falta de cupo en la unidad de cuidados intensivos de neonatología, Lorenza Cayuhán fue enviada a la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán de Concepción, bajo la custodia directa de la gendarme primero Cristina Segundo Sánchez y de la gendarme segundo Andrea Concha Fernández, quedando a cargo de la custodia externa el cabo primero Christian Pino Sealls.

Al llegar a la sala de preparto, la doctora tratante solicitó el retiro de las medidas de seguridad para ponerle medias de comprensión en las piernas. Lo que fue realizado por Pino Sealls, quien tras la colocación de las medias, volvió a instalar el grillete en el pie izquierdo de la parturienta, pero sin fijarlo a la camilla. Tras constatar la obstetra que se requería practicar una cesárea, Cayuhán fue trasladada a pabellón con el grillete en su tobillo.

Posteriormente, oficiales de Gendarmería concurren a la clínica e informan a Pino Sealls que, por orden del director regional, debía retirar todas las medidas de seguridad a la paciente, lo que no pudo cumplir porque no tenía las llaves, las que se encontraban en poder de Segundo Sánchez y Concha Fernández, quienes habían salido a comprar a un supermercado. Situación que no informó a sus superiores. Debido a ello, Cayuhán fue sometida a cesárea y tuvo a su hija, a las 16.30 horas, con el grillete colocado.

Situación que provocó, según el Ministerio Público, que Lorenza Cayuhán sufriera un trastorno adaptativo posterior a la experiencia traumática, que presenta elementos mixtos ansioso-depresivos, una alteración del equilibrio y daño emocional, psíquico, social y moral.