Liceo Técnico Profesional Alonso de Ercilla y Zúñiga de Cañete celebra un nuevo aniversario

Con la presencia de altas autoridades comunales,  provinciales,  eclesiásticas y de educación, además de invitados especiales, de los propios profesores  y alumnos del establecimiento educacional, se llevó  a efecto este miércoles la celebración de un nuevo aniversario del Liceo Técnico Profesional Alonso de Ercilla y Zúñiga de Cañete.

En su flamante y renovado gimnasio se desarrolló el acto de celebración de los 13 años al servicio de le educación local. Recordemos que el “TP” inició sus funciones en 2004, luego de separarse las carreras profesionales de las humanistas del Liceo B-56. Actualmente  trabaja de manera independiente en la entrega de sus contenidos en las especialidades de Contabilidad, Agropecuaria, Alimentación y Parvularia, con una matrícula que bordea los 650 alumnos y una dotación de 80 personas entre docentes, asistentes de educación y auxiliares de servicios.

El discurso principal estuvo a cargo de su Director Mario Contreras Cerón, que reproducimos íntegramente:

Cumplir un año más de vida, siempre invita a un trabajo reflexivo, a una mirada crítica, de análisis, pero con visión de futuro, siempre con un ánimo de mejorar. Cumplir como establecimiento educacional trece años al servicio de la educación y formación técnico profesional, en los cuales hemos logrado un lugar y reconocimiento importante no sólo en nuestra comuna, sino también a nivel provincial. No es fácil, sino es el resultado de un trabajo que se proyecta, con un espíritu colaborativo, sistemático y que cree en nuestros alumnos  para alcanzar  lo mejor de sí.

Estamos muy contentos, porque la organización que hemos construido nos permite mirar con optimismo las tareas que tenemos por delante para alcanzar nuestras metas más preciadas, no tan solo mejorar algunos índices como los son Simce o PSU, sino más bien es relevante el desarrollo de competencias, consolidar los perfiles de nuestras especialidades, fortalecer el desempeño profesional de nuestros alumnos egresados.

Cada año tenemos mayor demanda desde distintos centros duales y  de práctica. Muchos de ellos con un fuerte compromiso de colaborar en la formación integral de nuestros alumnos lo cual agradecemos, porque creemos que las redes de apoyo con nuestro entorno, son importantes en los aprendizajes significativos.

Un nuevo aniversario  nos invita a reflexionar sobre lo que hemos construido en el pasado,  sobre lo que somos actualmente  y sobre lo que deseamos lograr en el futuro.

La mirada hacia el pasado permite explicarnos el presente y proyectarnos  al mañana que aun cuando está marcado por la incertidumbre se puede construir sabiamente entre todos. Nuestro liceo  ha tenido en el ámbito educacional un génesis el año 2004, un presente desafiante este 2017 pero un devenir auspicioso por conquistar.

Agradezco a nombre de la institución contar con este espacio, el revestimiento de nuestra multicancha para nosotros nuestro anhelado gimnasio, y este equipamiento de ampliación que se concretó mediante un proyecto Movámonos por la Educación donde participo el concejo escolar. Hoy contamos con insumos y una nueva infraestructura para entregar un valor agregado a nuestros alumnos y comunidad educativa. Gracias a la colaboración del municipio como Sostenedor  y Daem que creen al igual que nosotros en la educación pública.

Para reflexionar en esa mirada del futuro creo que debemos preguntarnos, ¿para qué educamos hoy? ¿Cuál es nuestro rol para los próximos años? la respuesta parece clara pero tremendamente desafiante:

Debemos educar para cultivar una mente que aprende. El despertar de la inteligencia es más importante que el perfeccionamiento de la memoria, tanto en la vida como en la escuela.  Si entregamos información al joven la agregamos a su conocimiento, pero la inteligencia es la habilidad de aprender por sí mismo. Lo que puede enseñarse es limitado pero el aprendizaje es infinito.

Cuando educamos  no lo hacemos para el desarrollo económico sino para el desarrollo humano.

Son grandes retos  educativos y formativos, pero los docentes y la comunidad educativa estamos comprometidos en fortalecer la educación pública como eje fundamental y con ella la posibilidad de construir una sociedad inclusiva, equitativa e integrada.

Queridos alumnos y alumnas, en este aniversario les convoco a profundizar en el estudio y desarrollo personal con responsabilidad, ética, alegría, amistad, solidaridad respeto, esfuerzo, y a profundizar como lo expresa nuestra misión.

“Somos un liceo de orientación técnico profesional abierto a la diversidad, que trabaja en equipo para educar a los jóvenes en lo intelectual, valórico, afectivo, artístico y físico, a través de aprendizajes activo-participativas que le permitan ser competentes, emprendedores y responsables en su vida académica y laboral, convirtiéndolos en una aporte al desarrollo territorial”.

Padres y apoderados,  los ánimos a acompañar con cariño a sus hijos en el proceso educativo. La familia es la primera institución social y, por lo tanto, debe ser la principal educadora, en ella nuestros jóvenes deben aprender los valores y normas universales, aprender a sentirse queridos y valorados.

Estimados asistentes de la educación y equipos de apoyo y de integración,  mi profundo agradecimiento por la especial función que desempeñan, constituyen un apoyo esencial para nuestro quehacer educativo.

Queridos colegas, vayan para ustedes mi sincero reconocimiento por la labor formativa y pedagógica que despliegan día a día y que le da el sello a nuestra institución.

Este aniversario es otra oportunidad para renovar nuestra vocación con la educación pública del mejor nivel, y contribuir a humanizar y personalizar el acto educativo, con las convicciones de nuestros valores, con sabiduría, conocimientos,  experiencia, diálogo, y  afecto  por cada uno de nuestros estudiantes.

Las actividades internas de celebración del nuevo aniversario continúan durante la semana del 15 al 19 de mayo.