Municipalidad de Cañete ofrece posibilidad de terminar enseñanza media a deportista de élite

La seleccionada nacional y cañetina Antonia Rebolledo de 17 años, vivió en el domingo pasado en Buenos Aires, Argentina, tuvo una de sus mayores alegrías como deportista, tras clasificar con la selección chilena al Campeonato Mundial Juvenil Polonia 2018, luego de vencer al local por 22 a 11,  en el último partido del Panamericano Juvenil de Balonmano,  para quedarse con el segundo puesto.

Sin embargo y pese a los logros alcanzados, hay un tema extra deportivo que tiene desvelada a la talentosa joven oriunda de la ciudad histórica,  hoy no tiene un colegio donde cursar su último año de enseñanza media y teme que de extenderse la situación, sea impedida de rendir la PSU este año, echando por tierra sus aspiraciones de ingresar a la universidad en el 2019, para estudiar la carrera universitaria que ha soñado toda su vida.

Antonia aseguró que el liceo subvencionado Gabriela Mistral de Cañete, le cerró literalmente las puertas para continuar con sus estudios a mediados del 2017. Mismo establecimiento que la formó como deportista de élite

“Ellos no aceptaron mis inasistencias a causa de los entrenamientos y competencias con la selección. Llegaron a un punto en que me dijeron que si faltaba un día más quedaría repitiendo. Eso fue el año pasado en tercero medio”, explicó.

“Mis padres intentaron que el liceo me recibiera este año con exámenes libres pero no hubo caso, hoy lamentablemente no estoy estudiando y temo no poder rendir la PSU para entrar a la universidad y estudiar pedagogía en lenguaje y comunicación”, agregó.

Frente a este problema que la agobia, la joven decidió reunirse con el alcalde Jorge Radonich y solicitarle ayuda, a lo cual la autoridad comunal le ofreció apoyo de manera inmediata.

“Cuesta creer lo que ha sucedido con Antonia, pero nosotros haremos todo lo posible por incorporarla a uno de nuestros liceos municipales en una modalidad que le permita a ella flexibilidad de horarios”, indicó el alcalde.

“Cualquier colegio desearía tener una deportista de esta talla, no sólo por su rendimiento en lo deportivo, sino también por el liderazgo y ejemplo natural que surgen con este tipo de casos, entre sus pares”, subrayó.

“Por eso, haremos todo lo posible para que Antonia se quede con nosotros y los más importante, pueda continuar compitiendo por Chile y paralelamente ejerciendo su derecho a la educación sin que pierda años de estudios”, finalizó el alcalde.