Padres que grabaron videos de abusos a su hija son condenados a 34 y 18 años de cárcel

A una sentencia de 34 años para el hombre y 18 años para la mujer, fueron condenados los padres que abusaban, violaban sexualmente y producían material pornográfico, en contra de una menor de 4 años, hechos ocurrido en la comuna de Curanilahue. La lectura de la sentencia se dio a conocer al mediodía de este domingo en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Cañete.


En la audiencia, que no tuvo una duración más allá de unos 7 minutos y a la que asistieron unos pocos familiares de ambos condenados, la jueza Carolina Meza, dio a conocer la lectura de la sentencia del Tribunal Oral en lo penal de Cañete, donde se condena a ambos padres de la menor, hoy de cinco años, por los delitos de abuso sexual reiterado en contra de la niña, producción de material pornográfico infantil y además, el padre de la niña fue condenado por violación reiterada, hechos ocurridos hace más de un año en la comuna de Curanilahue.

En la audiencia se dio a conocer la sentencia condenatoria para ambos padres y que se desglosa de la siguiente manera:

La madre de la menor fue condenada a 8 de años por el delito de abuso sexual simple y a una pena de 10 años por el delito de producción de material pornográfico infantil en carácter reiterado.

En para el padre de la niña el tribunal lo condenó a una pena de 18 años por violación reiterada, 8 años por producción de material pornográfico infantil y 8 años por abuso sexual simple.

Para el abogado defensor de la mujer Javier Pereira, presente en la audiencia, dijo que está la espera de la recepción del texto fallo para analizarlo y luego tratar de presentar un recurso de nulidad para repetir el juicio o conseguir una pena menor.

Ante la pregunta de por qué debería anularse el juicio, Javier Pereira explicó algunos detalles.

Por su parte Vania Villarroel, abogada defensora del hombre ahora condenado, dijo que la pena es mucho más alta de la que ellos esperaban y analizarán el texto de la sentencia para definir los pasos a seguir.

Ambos defensores tienen un plazo de 10 para apelar a dicha sentencia.

Una vez finalizada la lectura de sentencia los familiares de ambos condenados se retiraron del tribunal sin hacer declaraciones y en completo silencio, en tanto que la madre de la niña fue traslada en un carro celular de Gendarmería hasta la Centro de Detención Preventiva de Los Ángeles donde actualmente se encuentra recluida.