Trabajan arduamente para restablecer el servicio de agua potable en Sara de Lebu

A toda máquina están trabajando en Sara de Lebu para restablecer el servicio de agua potable que se vio interrumpido el viernes pasado tras una falla en la bomba de extracción, que obligó al Comité de Agua Potable Rural (APR) a adquirir una nueva, financiada a través de una subvención entregada por las autoridades de Los Álamos, quienes además -y de forma unánime- ya habían aprobado recursos para remplazar los filtros del equipamiento.

Según  explicó el Alcalde Jorge Fuentes “hemos aprobado con el Concejo Municipal recursos para mejorar los filtros, pero también para comprar una nueva bomba y poder tener rápidamente funcionando este sistema de agua potable rural”.

A ambas asignaciones especiales, se suma la entrega en comodato de 525 metros cuadrados de terreno municipal, ubicados específicamente donde se emplaza la planta de agua. Inmueble que por 30 años será de responsabilidad del comité, cuyos dirigentes ya piensan en los proyectos que sueñan ejecutar.

“Nosotros no tenemos bodega, entonces fue por eso que se pidió el comodato. En estos momentos todas las cosas las tenemos en la casa del operador. Pero ahora, con el comodato en nuestra manos ya podemos postular a proyectos”, comentó la presidenta del comité, Elsa Añiñir.

La dirigente también aprovechó la instancia para agradecer el permanente respaldo del Municipio, a través de subvenciones, gestiones, recurso humano y logístico, que sumadas al trabajo de los dirigentes permitirán que este viernes vuelva el servicio a la normalidad.